Síguenos en

FacebookTwitterGoogleYoutubeFeed
fusion freak autopromocion
fusion freak autopromocion
fusion freak autopromocion

Nuevo Jefe de Guerra de la Horda tras Mist of Pandaria (¿Rexxar?)

rexxar 1280x-400x300

En este rincón de Internet nos encantan las especulaciones sobre el Lore porque dejamos que nuestra imaginación vuele, y Blizzard a los que disfrutamos de este arte de intentar adivinar el futuro nos ha dado un bonito juguete del que hablar, que no es otro que el vacío de poder que quedará en la horda una vez la Alianza y la Horda se unan para asediar Orgrimmar y quitarle el trono a Garrosh. En esta ocasión pues, vamos a intentar adivinar quién será el próximo Jefe de Guerra de la Horda tras deponer al hijo de Grito Infernal.

{tabs=Especulaciones}

Para ello vamos a presuponer que la historia que la guerra entre Alianza y Horda se desarrollará de la siguiente manera:

  • La horda libre de enemigos externos se centra en expulsar a la Alianza de Kalimdor.
  • Garrosh desea eliminar el problema de raíz, por lo que lanza un ataque masivo contra Theramore, de manera que las fuerzas de la Alianza de los Baldíos queden sin líneas de aprovisionamiento.
  • Se produce una batalla naval a gran escala, en la que la Alianza es derrotada, dando posibilidad a la Horda de cerrar la pinza sobre Theramore. Pandaria queda a la vista.
  • Theramore cae estrepitosamente, y para vencer la potencia mágica de Jaina (recordemos que es capaz de teletransportar ejércitos a voluntad), recurre a una Alianza con algún ser o seres de naturaleza muy malvada (¿los Sha?)
  • Jaina teleporta su torre a Pandaria.
  • Thrall, escandalizado porque Garrosh haya acabado con Theramore y con el carácter pacifista de Jaina Valiente, que siempre ha sido símbolo de que la paz entre la Alianza y la Horda y en Azeroth era posible, hace una serie de declaraciones que reúnen a sus partidarios, que se marchan de Orgrimmar asqueados.
  • La horda se divide entre partidarios y opositores de Garrosh, que a fin de cuentas será partidarios de la paz con la Alianza y de la guerra contra esta.

¿Y quien creemos que será el nuevo Jefe de Guerra? Pues con Thrall liderando el círculo de la Tierra y entregado al cierre de las heridas del Cataclismo, quedan pocos candidatos, pero entre ellos creo que destaca, por su proyección histórica, sobre todos los demás, y es… Rexxar.

¿Por qué Rexxar? Pues porque su historia es la Historia de la Horda, por su amistad con Thrall, Vol’Jin, Baine y los Ogros del Marjal Revolcafango, porque fue campeón de la Horda, porque fue Jefe de una facción de esta.

{tabs=Historia de Rexxar}

Rexxar And Misha by fromlast88

La Vieja Horda

Rexxar es un maestro de bestias semiogro y Campeón de la Horda, procedente del clan pacifista de Filospada Mok’Nathal, sin embargo lo abandonó para cruzar el Portal Oscuro con la Horda junto con su lobo negro Haratha.
Tras la derrota de la horda en la 2ª guerra, volvió a Draenor y cuando Ner’zhul lanzó su invasión para recuperar ciertos artefactos permaneción junto a Grom Grito Infernal y el clan Grito de Guerra en el lado de Azeroth del Portal Oscuro.

Durante esta etapa, vivió la traición de Gul’dan y la de Ner’zhul, y quedó muy marcado cuando un brujo orco absorbió la esencia de su mascota Haratha, matando al brujo después, pero ya habiendo perdido a su compañera.

Así pues, abandonó su puesto y viajó por el mundo hasta entablar amistad con una osa llamada Misha. Juntos viajaron a Kalimdor donde se instalaron en los baldíos, lejos de la civilización.

Rexxar y Thrall

Durante sus viajes se encontró con Mogrin, un orco guerrero que había sido atacado por un grupo de Jabaespines, y pese a que intentó ayudarle fue en vano. Este le pidió en su última voluntad a Rexxar llevar un mensaje a Thrall, el Jefe de Guerra en Orgrimmar, y decirle que Mogrin había muerto honorablemente.

Cuando llegó Thrall recibió el mensaje y le invitó a permanecer un tiempo en la ciudad y que la sintiera como suya. Así pues, empezó a ayudar en numerosas cuestiones que la ciudad necesitaba, incluyendo misiones diplomáticas.

En sus viajes se cruzó con un jovial maestro cervecero de Pandaria (el famoso Chen) junto al que elminaron a un Kobold poderoso llamado Noggrin Undiente.

Tras haber ayudado a los amigos de Thrall, fue enviado al puesto de Gar’thok donde observó actividad sospechosa de humanos en la costa, teniendo que acabar con ellos al mostrarse hostiles, y volver a advertir a Thrall.

Rexxar, Chen y Vol'Jin

El Jefe de Guerra, admirando lo audaz de los humanos y curioso por la presencia de Jaina, y con la amenaza de que su facción tomara las Islas del Eco, viajó con Rexxar y Rokhan en zeppelin a este enclave, donde descubrieron que los Lanza Negra estaban bajo un fuerte ataque. Vol’jin, Chen, Rexxar y Rokhan, transformados en serpientes espíritu, destruyeron los barcos de guerra que asediaban los asentamientos costeros.

Rexxar volvió pues junto a Thrall, donde el Jefe de Guerra iba a acudir a una conferencia de paz con Jaina, pero este no confiaba en los humanos y se fue a investigar el lugar, donde se encontró a una emboscada esperando y ni rastro de Jaina.

Rexxar y Jaina

Por ello Thrall le envió carta a Jaina con la esperanza de resolver el problema, portada por Rexxar. La maga negó cualquier conocimiento sobre esta emboscada y condenó cualquier ataque hacia Thrall, pidiendo ver ella misma a los soldados que le atacaron.

En estas, se encontraron el campamento destruído por los Naga, y ambos lucharon contra ellos buscando supervivientes, hasta encontrarse con un humano moribundo que dijo que el “Almirante” estaría contento de verla con vida. Jaina, horrorizada sabía quien era, evidentemente, y a su vuelta a Theramore se encontró con la flota de su padre, Daelin Valiente. En cuanto este se encontró con Rexxar, ordenó su captura, y este huyó de la ciudad y volviendo a la villa de los Lanza Negra para informar a Vol’Jin de lo ocurrido.

Las fuerzas de Rexxar lucharon en la villa de Vol’jin para ganar experiencia, incluyendo la tumba de los ancestros, donde asesinaron al Rey Esqueleto, y cerrando incluso un portal a Terrallende que quedaba por la zona, eliminando multitud de enemigos, y salvando a varios aliados.

Rexxar y Baine

Vol’jin acudió a informar a Thrall de la invasión inminente y sugirió que Rexxar acudiera a las tribus Tauren para que les ayudara, así pues eso hizo, encontrando que los centauros habían secuestrado al hijo de Cairne, Baine, por lo que ayudó a rescatarle, uniéndose los Tauren a los Orcos.

Rexxar y los Ogros

Al volver a la villa de los Lanza Negra, Vol’Jin y Rexxar se aliaron con los ogros del Marjal Revolcafango, basándose en la sangre ogra de Rexxar. Lo aceptaron debido a que su jefe Kor’gall quedó impresionado de la fuerza de este.

En su nueva posición de miembro del clan, Rexxar pidió a los ogros asistencia, que se negaron, por lo que Kor’gall y él lucharon por la supremacía del clan. Rexxar ganó y asumió la posición de jefe, liderándolos a la cueva donde Thrall construía la nueva Horda. Rexxar fue nombrado Campeón de la Horda y se le concedió el honor de liderar las fuerzas.

Caída de Daelin Valiente

Tras una batalla intensa, hicieron que el Almirante se batiera en retirada.

La Horda persiguió a Daelin hasta las costas de Theramore, y mientras Thrall mantenía a raya a sus fuerzas en la bahía, Rexxar y sus compañeros atravesaron la línea de frente para acorralar al comandante. Con la derrota de este, y Rexxar victorioso tras matar a Daelin, Thrall y el resto de la Horda se fueron de Theramore, dejando a Jaina llorar a su padre.

Vuelta a lo salvaje

Thrall invitó a Rexxar a volver a Durotar, pero este dijo que su lugar estaba en lo salvaje, por lo que nombró al ogro Mok’Morokk como nuevo líder de los ogros, y desapareció en los Baldíos.

Rexxar finalmente volvió a Orgrimmar para buscar ayuda médica para un orco atacado por el clan Filoardiente, y de forma circunstancial tuvo la ocasión de defender a Jaina Valiente, citando su papel en la guerra en la que se formó la Horda, especialmente en ponerse en contra de su propio padre.

Por desgracia, más adelante el vuelo negro desplazó al héroe de su hogar, y para empeorar las cosas Mok’Morokk se reveló como un tirano estúpido al que le había ursurpado Tharg con la ayuda de un magi llamado Draz’Zilb, por lo que Rexxar se dedicó a patrullar Desolace y Feralas con Misha para ayudar en la guerra contra Onyxia.

Retorno al hogar

Cuando se volvió a abrir el Portal Oscuro, el guerrero volvió a su hogar en Filoespada, para proteger su tierra de las monstruosidades de la zona, dejando a Rokaro con la tarea de ser Campeón de la Horda en Azeroth, siendo su deseo que su clan lo admita de nuevo, tras su decisión de unirse a esta.

Conclusión: carta importante no jugada

En principio Rexxar iba a jugar un papel importante en Cataclismo, pero… Blizzard no lo hizo aparecer, por lo que se convierte en una carta no jugada, que puede haga su acto de presencia en esta nueva era convulsa en la que la Horda requiere un nuevo liderazgo... y este es de los pocos personajes importantes de Warcraft III que no ha pasado con fuerza aun por World of Warcraft, quizás esperando esta oportunidad para entrar por la puerta grande.

Sea o no futuro Jefe de Guerra, de lo que sí estamos seguros es de que dará de qué hablar.

{/tabs}

Revistas y Podcasts

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muu Studio

Buscar

Google+